Bogotá.gov.co

Formulario de búsqueda

Facebook Storify Twitter youtube

A seis años de existencia de la Ley, Bogotá avanza en su trabajo por las víctimas

Bogotá D.C., junio 10 de 2017. El 10 de junio se cumple el sexto aniversario de vigencia de la Ley 1448 de Víctimas y Restitución de Tierras. La Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación resalta la importancia de lo que representa esta ley que reconoce los derechos a la reparación integral de más de ocho millones de personas afectadas por le conflicto armado en Colombia.

 

Desde la fecha de sanción de la ley, las víctimas cuentan con mayores recursos para que sean atendidas, reparadas y para participar e incidir en las políticas públicas que les competen. Para atender las 352.269 víctimas que hoy residen en Bogotá, la Administración Distrital creó la Alta Consejería para las Víctimas, responsable de ejecutar las medidas dispuestas por la Ley 1448 de 2011, que son competencia de las entidades territoriales.

 

A través de siete Centros Locales de Atención a Víctimas, un punto de atención en la terminal de transporte y dos unidades móviles, el Distrito cumple con el deber de brindar asistencia y atención a la población víctima del conflicto que llega a Bogotá. Entre las medidas dispuestas para la asistencia están la ayuda humanitaria inmediata, el acompañamiento psicosocial y el enrutamiento hacia la oferta de servicios nacionales y distritales.

 

La Ley 1448 también estableció y fortaleció la participación de la población víctima en la política pública. Es este campo, con el trabajo conjunto de la Alta Consejería y otras entidades, se amplió el número de Mesas Locales de Participación Efectiva de Víctimas, en las que de 14 pasarán a ser 19 a partir de agosto de 2017. Con lo que se evidencia la activa participación de las organizaciones de víctimas y defensoras de derechos de víctimas en la Capital y el interés de la Administración por promover estos espacios. Junto con ellos, la Alta Consejería coordina la implementación de la política pública de asistencia, atención y reparación integral a las víctimas que residen en Bogotá.

 

Adicionalmente, la Alta Consejería desarrolló una estrategia para la gestión de formación y empleabilidad, dentro de la cual se realizó la primera versión de la Feria de Servicios de Empleabilidad y Formación para la Reconciliación -SEFRE-, en la que 355 personas víctimas han tenido la oportunidad de agendar entrevistas de trabajo o vincularse a programas de formación gratuitos. Y, a través del programa de formación tecnológica Incubadora de Sueños, se abrieron 220 cupos, en 2017, para que esta población cuente con una herramienta sólida para construir un nuevo proyecto de vida. 

 

En cuanto a la reparación integral, incluida en la ley, la Alta Consejería acompaña los procesos de retorno y reubicación, así como la implementación de las medidas acordadas con sujetos de reparación colectiva. También brinda asesoría y representación jurídica a víctimas en proceso de restitución de tierras.

 

En materia de reparación simbólica, la Administración dispuso el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación como el lugar donde se trabajan procesos participativos de construcción de memoria, pedagogía para la paz e iniciativas académicas, culturales y artísticas para este propósito.

 

La Alcaldía Mayor continuará trabajando por una Bogotá mejor para las víctimas contribuyendo al goce efectivo de sus derechos como aporte a la paz y la reconciliación del país.